Debido a la gran variedad de formas, tamaños y modelos de cepillos dentales que existen en el mercado, a veces resulta difícil decidir qué tipo de cepillo comprar. En el momento de elegir tu cepillo dental, estos son los detalles que podés tener en cuenta:
Lo ideal es que sea suave, o a lo sumo mediano. La funcion del cepillado es el arrastre mecánico de la placa bacteriana, por lo tanto no se necesitan cepillos duros ya que pueden resultan muy abrasivos para el esmalte y agresivos para la encía.
La cabeza del cepillo debe ser pequeña, para poder acceder a todas las zonas de la boca, especialmente los molares y áreas posteriores, en donde el espacio para el cepillado es reducido. La forma de la cabeza puede ser cónica o rectangular, lo importante es que no sea de gran tamaño.
Con respecto al mango del cepillo, es indistinto, se elegirá en base a la comodidad del paciente.
El cepillo eléctrico puede limpiar mejor los dientes en el caso de personas que tienen dificultades para realizar un buen cepillado o que padecen alguna limitación en su destreza manual. Para quienes pueden manejarse bien con el cepillo tradicional, sugerimos no utilizar el eléctrico debido a que puede generar desgaste del esmalte o provocar sensibilidad.
El mejor cepillo dental es el que te permite llegar fácilmente a todas las caras de los dientes.
-->