embarazadaDurante el embarazo, tus dientes y encías necesitarán una atención especial: mucho cepillado, visitas trimestrales a tu odontólogo y reducir el consumo de dulces.

Lo ideal es consultar al odontólogo para realizarte un chequeo y tratar cualquier problema bucal antes de estar embarazada. En caso de estarlo, informáselo a tu dentista.

Muchas mujeres experimentan gingivitis del embarazo que se produce cuando la placa dental se acumula en los dientes e irrita la encía. Los signos incluyen inflamación, encías enrojecidas  y sangrado. Esto se debe a que los niveles hormonales aumentan y la encía reacciona a la presencia de placa bacteriana. Sin embargo, es la placa y no las hormonas la principal causante de la gingivitis. Mantener tus dientes limpios, especialmente cerca del borde de la encía, ayudará a prevenir dicha inflamación, así como la aparición de caries. El uso del hilo dental es fundamental para controlar la placa bacteriana que se deposita entre los dientes, debiéndolo usar todos los días. También es importante sustituir los dulces por alimentos más sanos tales como quesos, frutas frescas o vegetales.

-->